we were so young but life is a murderer


Recuerdo cuando papá me llevaba al zoológico. Me llevaba solo el porque me contó que mamá se marchó muy lejos, que ya no podría verla más, pero que ella me miraba desde las nubes. También me dijo que ahora tendría unas esponjosas alas blancas y una corona dorada en su cabeza, no recuerdo el nombre, pero en mi cabeza se formó una imagen muy bonita de mi mamá. Ella era muy guapa. Es una pena que yo no sea como ella, seguro que a papá le hubiera gustado. 
Cuando papá me llevaba al zoológico  me vestía con el mismo vestido que utilizaba los domingos para ir a la iglesia. La abuela decía que los domingos había que ir bien vestido, que ese es el día de un señor que para ella y mucha más gente, es muy importante. Yo no lo entendía, y creo que aun soy muy pequeña como para entenderlo. Solo tengo siete años, eso equivale a cinco dedos de una mano y dos de otra. Papá compraba palomitas de mantequilla, porque las saladas me picaban en la garganta y luego necesitaba beber mucha agua, y el agua, costaba mucho dinero. Costaba mas que las golosinas del abuelo después de salir del colegio. 
Recuerdo que siempre mirábamos a los leones, me parecían aburridos, estaban dormidos, dormían mucho. Yo quería que corrieran como las imágenes de los libros, pero nada, ahí estaban. Papá me contó que conoció a mamá mirando los leones, ella iba allí y se sentaba con un sombrero y un cuaderno y con un lápiz dibujaba una y otra vez el mismo león. Ella decía que se enamoró de dos personas, de mi papá y del alma del león. Un domingo que fuimos y el león no estaba, mamá se puso triste, ella era muy buena y se que debajo del sombrero, sus ojos lloraron un poco. Ella me dijo que seguro que ahora estaría en las nubes, pero que su alma se había quedado con el león. No entiendo eso, puede que estén juntos ahora, el león durmiendo y ella con su cuaderno, dibujando su melena rojiza. Papá se apoyó en la barra que nos separaba de los leones. Y con las manos en la cara lloró. Lloró en silencio, yo me abracé a su brazo y lloré por mamá, porque la eché de menos. Papá me dijo que se habían llevado antes de hora a mamá, mientra las lagrimas bajaban despacio por sus mejillas. Yo no sé que es la justicia, pero no lo noté justo. Yo tenía a papá, pero quien tenía papá ahora? De ella solo le queda un cuaderno repleto de leones. Mientras abrazaba a papá, un león más joven me miró y rugió y yo lloré, porque pensé en mamá y supe que su alma estaba con el león y que ella era tan grande como los leones. 

CONQUER THE WORLD - RUSSIAN RED
CO

8 comentarios:

  1. No me hagas llorar a estas horas de la mañana por dios... es precioso y tan triste T_T

    speak4chic.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  2. No me gustan los zoológicos porque me resulta triste ver a los animales en zonas pequeñas, pero tu relato del zoo me ha puesto triste y no por los animales...
    Un gran escrito, pero triste y muy sentimental
    Saludos de http://vidasdetintaypapel.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Me enterneció de tal modo que apenas pude evitar que alguna lagrima cayera por mi rostro. Realmente bello... Acompañado de una melodía preciosa y la dulce imagen curioso lo de Antonio Machado. :)
    Nunca eh id a un zoológico, pero mi mente se imaginó los leones perezosos durmiendo y el rujido de éste último, es uno de mis animales favoritos aunque cada uno tiene una esencia que les hace especial. Pero en el caso de éstos, hacen ver que son fuertes y valientes que viven en manadas caracterizarlos como los más familiares, sigilosos y leales... por un momento volví a mi infancia pero jugando con uno de plástico con mi hermano al lado. Gracias por hacerme viajar en el tiempo.
    ¡SE FELIZ! :)

    ResponderEliminar
  4. Hola bonita, tienes unos textos preciosos. Sí, este es algo triste, pero bueno, siempre hay que ver el lado positivo, papá estaba ahí:)
    Si quieres puedes seguir mi blog por la página de fb (https://www.facebook.com/pages/21infinities/370377619730903) o por bloglovin (http://www.bloglovin.com/blog/9121085/21infinities) o twitter (https://twitter.com/21infinities), será por redes:P (me habías preguntado cómo seguirme y no había podido pasarme a contestarte antes!).

    Besotes


    21infinities

    ResponderEliminar
  5. Hola Hermosa
    Es triste la entrada Pero te dire Que en cada palabra expresas muchos sentimientos Que pude aver Sentido .
    Pero sabes? Mi primera vez que fui aun zoologico tenia 9 Años Y rrecuerdo que alos leones Solia LLamarles Gatitos jeje♥
    Es hermosa La entrada ! ♥

    Un beso Enorme Cielo!

    ResponderEliminar
  6. Hola preciosa !! claro que eres tan bonita como tu madre!!!, es lógico el sentimiento, muchos ánimos!!! no te olvides nunca que tu madre estará siempre ahí, en todo lo bello que te rodea.
    Un abrazo y un besazo muy grande.
    http://www.bloglovin.com/blog/6632417/ma-petite-by-ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No reina no es algo personal, solo un relato inventado, siento haberte hecho pensar eso ;(

      Eliminar
  7. Aaay madre mia , casi lloro!!!
    es precioso!!!! me encanta!!

    Te sigo ya!! ^^
    espero que te pases por mi blog, que te guste y que me sigas!!
    http://myworldlai.blogspot.com.es/

    Un beso!! ;)

    ResponderEliminar


Muchas gracias por vuestros comentarios ♥

 

♥

🌜🌿🌛

🌜🌿🌛

🌜🌿🌛

🌜🌿🌛