A ti, querida Audrey



La imagen de Audrey me brinda muchos recuerdos. Nacida en el 96 nunca vi una imagen suya en directo y mis recuerdos sobre ella tienen comienzo en casa de mi tio.

Mi tio es un enamorado del cine antiguo, y yo, como buena sobrina, escuchaba escuchaba y escuchaba cosas sobre Elizabeth Taylor, Greta Garbo, Marilyn Monroe, Katherine Hepburn y como no Miss Audrey. 

Creo que habré bailado 'I Could Have Dance All Night" un millón de veces y habre citado "La lluvia en Sevilla es una maravilla" hasta hacerlo en el perfecto tono en el que quieren enseñar a la pobre Eliza Doolitle debía de conseguir hacerlo. 

Esa pequeña mujer me brinda nostalgia de una época que nunca viví, una época en la que desearía poner un pie y pasearme por sus calles tomando mil fotografías.



Recuerdo estar sentada en el brasero de casa de mi abuela con mi tio, dándome clases magistrales de como vestir como Audrey Hepburn mientras veía por tercera vez en un fin de semana My Fair Lady. Recuerdo un viejo cassette con "The Rain In Spain" en mis manos y escucharlo  hasta romperlo.
Recuerdo querer vestirme toda de negro para bailar como Sabrina o robarle el pintalabios rojo a mi madre para leer una vieja revista Pronto por si había alguna mala noticia.


Ella es un fantasma etéreo en mi vida que me brinda recuerdos.


Audrey se ha convertido en alguien especial en mi vida desde pequeña, no solo por los recuerdos si no porque, en los malos momentos de salud el simple "it's not impossible, i'm possible" me brindaba fuerza para seguir luchando un día mas. Por las noches en las que no podía dormir "Moon River" me acompañaba hasta que salia el sol.



Audrey fue el primer ídolo que una niña pequeña como yo podía haber tenido. Con talento y elegante. Sonriente y amable. Se la veía tranquila, pero sus ojos parecían ocultar un mar castaño tras un velo. Sabia lo que hacia y que decía. Y sobretodo, igual que la señorita Golightly dijo en Desayuno Con Diamantes, era libre.

Y ella me hizo querer ser libre. Con ella y mi madre aprendí las primeras palabras del feminismo, un feminismo para principiantes, siendo una niña tampoco podía entender mucho y comprendí con ella y también con mi mamá el verdadero significado de amar a los animales.



Paso mucho tiempo hasta que comprendí quien y que era Holly Golightly, parecia ser el alr ego de Audrey. Ella era la chica solitaria del gato, aquella que vivia en un pequeño pero bonito apartamento en Nueva York, que salia a Tiffany's de paseo y al balcon a cantar mientras su guapo vecino escribia sobre ella. Ansie ser ella, ansie ser una Audrey Hepburn con aires de Holly, hasta que bueno, lo comprendí y esa idea fue desapareciendo de mi cabeza.

He leido sobre ella, he escuchado sobre ella, he investigado sobre ella, y nunca nunca nunca podré borrar de mi vida el amor que siento por ella.


5 comentarios:

  1. ¡Qué bella mujer! La verdad es que solo la conocía en fotos, pero esta entrada hizo que mi curiosidad aumentara.
    Me gustó tu historia ~

    ¡Saludos! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Audrey es muy inspiradora,si buscas sobre ella te encantará!

      Eliminar
  2. Ole, ole y ole. Yo no la conozco puesto que nací en 1999 y por aquellos tiempos no tenía uso de razón jajaja pero me has transmitido tu aprecio por ella y es increíble.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  3. Precioso! Audrey me encanta! Me apasiona. Es una mujer única, y lo sigue siendo allí donde este.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Me encanta el cariño que derrocha este post, siempre he admirado a Audrey aunque desde una distancia mucho mas lejana que tu y con tus lineas me he podido acercar un poquito mas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar


Muchas gracias por vuestros comentarios ♥

 

♥

🌜🌿🌛

🌜🌿🌛

🌜🌿🌛

🌜🌿🌛